17 de abril de 2014

Objetivo del Proyecto

El Proyecto Pasaje Preferencial Estudiantil es un instrumento social creado para garantizar el acceso de los estudiantes al sistema de transporte público, a través de la implementación de tarifas preferenciales. Surge a petición de este sector, frente a los continuos aumentos tarifarios del transporte público en el país.

Como beneficiarios se establecen todos los estudiantes que cursan estudios en Venezuela; en planteles oficiales o privados debidamente inscritos en el Ministerio del Poder Popular para la Educación o cualquier otro ente que el ejecutivo incorpore como beneficiario en sus niveles pre-escolar, básica, media diversificada, universitaria y misiones.

Su principal objetivo es la asistencia financiera, por parte del Estado, a la población estudiantil, mediante el otorgamiento de subsidios a los transportistas, para disminuir la brecha entre los costos reales y los niveles tarifarios del transporte público. De este modo, se garantiza la calidad plena de este servicio a escala nacional.

Modalidades de Compensación

Este proyecto contempla dos modalidades de compensación o subsidio al transporte.

Boleto Directo Personalizado (BDP)

Beneficios:

Tarjeta Inteligente (TI)

Consiste en un sistema de pago electrónico a través del debito del pasaje, en sustitución del tradicional ticket estudiantil o BDP, que implementó FONTUR.

Se trata de una tarjeta de plástico personalizada, que utiliza un sistema tecnológico nacional de punta, cuenta con la identificación del alumno (nombres y apellidos), cédula de identidad y nombre de la institución donde cursa estudios. Es además, intransferible e individual, tiene una duración de 4 años, es renovable y también recargable.

Este innovador método permite el ahorro de un 40 por ciento en los costos del proyecto de subsidio estudiantil. Genera múltiples logros, que benefician a cada uno de los sectores involucrados: rápido y cómodo acceso, por parte de los estudiantes, lo que disminuye tiempos y costos de operación; mejoras en el control del expendio de los tickets y en la gestión de los transportistas, gracias al procesamiento de la información registrada en el sistema; además de la seguridad ofrecida en cuanto al proceso de acopio.

Dinámica del proceso

Ventajas para los Estudiantes:

Ventajas para los Transportistas:

Forma de uso Estudiantes

  1. El estudiante introduce la tarjeta en el receptor instalado en la unidad, según la dirección que le indique la flecha.
  2. 1.Selecciona su viaje. Si el recorrido es corto (urbano: dentro del municipio) marca el número uno (1). Si el recorrido es largo (interurbano: fuera del municipio) marca el número dos (2).
  3. 1.Debe esperar a que culmine la operación. El proceso de pago dura máximo 10 segundos.

Forma de acopio Transportista

  1. El transportista, por su parte, tiene en la unidad una cónsola, donde valida la operación del estudiante para debitar el monto correspondiente.
  2. Requerirá estar registrado en el Proyecto Pasaje Preferencial Estudiantil (PPE), para recibir los beneficios del subsidio directo.
  3. El transportista, a su vez, debe adquirir su máquina lectora para ser instalada en la unidad (la presidencia de su gremio conoce los procedimientos).
  4. Para ello, recibirá la inducción adecuada sobre el uso del equipo.
  5. Este equipo no puede abrirse, manipularse o removerse. En caso de fallas podrá dirigirse a los centros especificados al momento de la entrega del aparato.
  6. Una vez entregado dicho equipo, el transportista recibirá una tarjeta inteligente de alta capacidad, donde diariamente podrá consultar el número de estudiantes montados y la cantidad de dinero recaudado.
  7. Podrá, de este modo, transferir los datos a la tarjeta.

Subsidio Indirecto

Plantea que, por cada unidad debidamente inscrita en una organización de transporte y registrada en la base de datos del proyecto, se cancela una cantidad fija mensual, según la capacidad de puestos que posea el vehículo. En consecuencia, el transportista se compromete a prestar el servicio a todos los estudiantes que así lo requieran.

El pago tiene efecto, independientemente del número de estudiantes que movilice la unidad, según esta clasificación:

Tienen derecho a este subsidio los transportistas privados que estén inscritos en organizaciones de transporte y en la base de datos de la Gerencia de Pasaje Estudiantil.

Los mismos, a cambio de este pago mensual, se comprometen a aceptar en sus unidades a todos los estudiantes posibles, los 365 días del año, las 24 horas del día.

El conductor, además del pago mensual otorgado por el Estado, recibirá del estudiante una cantidad equivalente al 30% de la tarifa urbana vigente y 40% de la suburbana.

El estudiante no realiza ningún trámite adicional sino que, tan sólo, cancela la tarifa preferencial al momento de ingresar al vehículo.